Utilizamos cookies propias y de empresas colaboradoras para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecerte los mejores servicios. Si navegas por nuestra página web, estarás aceptando el uso de las cookies en las condiciones establecidas en la presente Política de cookies Aceptar

Tfno: 601 336 300

Técnicas y Tratamientos en Fisioterapia

Te ofrecemos tratamientos personalizados, sin seguir protocolos, especializados en:

Especialista en síndrome de dolor Miofascial y Fibromialgia (Punción seca)

¿Qué es la Punción Seca? Y ¿Qué es un PGM?

Es una técnica invasiva (que exige una formación altamente especifica, tanto en la esfera diagnóstica como terapéutica, de la que actualmente, solo disponen los fisioterapeutas) que emplea del estímulo mecánico de una aguja para el tratamiento del Síndrome de dolor Miofascial (SDM). Se usa el término "seca" para enfatizar el hecho de que no se infiltra ningún tipo de sustancia en el organismo.

El SDM se define como conjunto de signos y síntomas causados por los puntos gatillo miofasciales.

Algunos de los signos y síntomas más característicos son: dolor referido, debilidad muscular, restricción de la movilidad, descoordinación, fatiga muscular, (La fuerza de contracción máxima del músculo está debilitada), retardo en la relajación y en la recuperación muscular tras la actividad, así como espasmo muscular. Alteraciones propiocetivas: mareo, desequilibrios...

Un Punto Gatillo Miofascial (PGM) es un nódulo hiperirritable situado en una banda tensa palpable formada por fibras musculares esqueléticas. Es doloroso a la presión y cuando es estimulado puede evocar dolor referido característico y fenómenos autonómicos del sistema nervioso autónomo (suelen darse en zonas de dolor referido: vasoconstricción localizada, lagrimeo, sudoración, hipersalivación y activación pilomotora (piel de gallina)).

¿En qué consiste el tratamiento con“ punción seca”?

Es el tratamiento de las alteraciones musculares con el objetivo de disminuir o hacer desaparecer el dolor y restablecer su función, acabando con aquellos problemas ocasionados por patologías de tipo agudo o crónico derivados de los PGM.

Éste se lleva a cabo utilizando una aguja de punción seca, con la que, previa asepsia cutánea de la zona a tratar, se incide directamente en el PGM, realizando varios abordajes sobre éste sin llegar a extraer la aguja. En algunos casos se aplica corriente eléctrica que se hace pasar a través de ella.

Se establece una pauta de una sesión semanal durante un máximo de 6 sesiones. Si tras la tercera sesión no se alcanza ninguna mejoría, el tratamiento se suspendería, y se establecerían como alternativa al mismo, pautas de fisioterapia de tipo conservador.

¿Puedo tener efectos secundarios o alguna complicación?

La aplicación de la técnica ha demostrado que el paciente puede experimentar dolor durante la punción, así como un ligero o moderado dolor después de la misma. Generalmente, dicho dolor no supera las 48 horas.

Existe la posibilidad de sufrir mareos durante el tratamiento, pero esta complicación no supone ningún riesgo para la salud. Son posibles otros efectos secundarios como dermatitis por contacto, hematomas, mioedema… aunque son poco frecuentes.

Al tratar en zonas donde hay compromiso neural, la penetración de la aguja puede provocar una sensación eléctrica desagradable. Debe avisar a su fisioterapeuta para que pueda modificar la zona del pinchazo para evitar que el nervio afectado se lesione.

Debe avisar en caso de: embarazo, alergia a metales, hipotiroidismo, neumotórax anteriores, uso de anticoagulantes o antiagregantes, procesos neoplásicos, enfermedades infecciosas (VIH, hepatitis…) u otro tipo de patología que el fisioterapeuta deba conocer.

Presoterapia

¿Qué es la presoterapia?

Un par de botas hinchables con un determinado número de compartimentos que van desde la planta del pie hasta los ganglios linfáticos de la ingle, un fajín y unos brazos con determinado número de cámaras de aire conectados a un aparato que contiene un compresor de aire que se encargan de administrar dichas presiones de aire de manera efectiva a lo largo de los miembros afectados (piernas, abdomen y brazos).

La presoterapia consiste en aplicar determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternados que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático.

Se ocupa de activar la circulación de retorno, la cual nos ayudará a evitar la retención de líquidos y a prevenir las varices . Esta técnica promueve además la recuperación de la elasticidad cutánea y aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos, facilitando la regeneración tisular. Actúa de forma totalmente externa (no invasiva) sobre los canales linfáticos, realizando una suave presión de aire precisa y continuada que estimula la circulación de la linfa de  manera que las grasas y toxinas que ésta contiene son evacuadas. Es un Drenaje Linfático no manual.

¿Para qué está indicado?

Es un tratamiento que cuida el drenaje linfático, la insuficiencia venosa y la estimulación muscular y circulatoria

¿Qué contraindicaciones tiene la presoterapia?

Las sesiones suelen durar unos 30 minutos, como mínimo dos veces por semana, tiempo durante el cual podemos aprovechar para relajarnos.

Hipopresivos para suelo pélvico

Los ejercicios hipopresivos son técnicas posturales y respiratorias basadas en empujar el diafragma hacia arriba y está encaminado a la recuperación de la musculatura del suelo pélvico, (puede estar distendida después del embarazo, el parto, así como durante la menopausia con la bajada de los estrógenos).

La ventaja de la técnica hipopresiva frente a los clásicos ejercicios abdominales es que no provoca un descenso de la musculatura pélvica y de los órganos abdominales.

Previene eficazmente la caída de órganos como el útero, la vejiga y el recto, evitando los problemas derivados de estas patologías como las pérdidas de orina y de heces. El descenso del útero provoca distintas disfunciones como dolor lumbar, pinchazos a nivel vaginal y, en muchos casos poca satisfacción sexual con dificultad para llegar al orgasmo, o molestias durante la relación sexual.

Es muy útil también en los casos de escoliosis y lumbalgias dado que produce un estiramiento de la columna vertebral, normalizando las tensiones musculares y recuperando el equilibrio corporal.

Estas técnicas hipopresivas provocan una caída inmediata de la presión intra-abdominal e intra-torácica, debida a la relajación tónica del diafragma torácico y provocan una activación refleja de la musculatura del suelo pélvico y de la faja abdominal.

Aprendemos a toser, estornudar, realizar esfuerzos sin dañar la musculatura del suelo pélvico y protegiendo la zona lumbar.